10 años de Música para las Mentes

2 de ago. de 2022

Fakir celebra 10 años desde que empezó en la movida del rap con un evento en barrio La California.

Reseña del X Aniversario de Música para las Mentes




Por Fernando Quezada Bográn / @el_kidhendrix

Fotografías cortesía de Sebastián Montalba / @sebuko1312



El pasado sábado 30 de julio La Ofensiva se hizo presente en la celebración de los 10 años de carrera artística del emcee costarricense FAKIR, en un evento especial que tuvo lugar en las nuevas instalaciones de La Cantina SCCA en Barrio La California. Como es de costumbre, las noches de Hip Hop en la capital reúnen a una gran cantidad de artistas de la escena local. Tanto veteranos como nuevas caras tuvieron la oportunidad de salir al escenario y compartir su arte con el público que, desde temprano, se hizo presente para disfrutar del aniversario del proyecto MÚSICA PARA LAS MENTES.

La actividad inició con la participación de Pope a.k.a. Made in Pope, de Beluga Records, quien calentó la pista con un dj set con un estilo original acompañado de su Roland SP-404SX y scratches con vinilos de 7”. Seguidamente Kingstar, del sello Resistencia Subversiva, de la vieja guardia del Hip Hop tico con un set de puro boom bap, hizo que el ambiente entrará en un estado de reminiscencia al escuchar clásicos de la era dorada del Hip Hop. Paralelo a los DJs, se hicieron presentes el crew de graffiti COVER WALLS, quienes no demoraron en instalarse para realizar una exhibición en vivo con sus latas de spray sobre canvas, donde quedó plasmado el color en una icónica pieza de arte.




La actividad inició más temprano que de costumbre, por lo que al ser las 7 de la noche salió al escenario la primera agrupación invitada, la Mafia Kampesina. Directamente desde el “Barrio Léxico” (Barrio México, San José), Chak, Cassette y el Rasta, acompañados por DJ Kid Hendrix, dieron una degustación de algunos de sus tracks reconocidos, como ser “Chepe de Noche”, además de una selección de piezas de su más reciente proyecto “La Prosa Nostra”. Posteriormente, la Malicia Indígena, desde las calles de Alajuela, mantuvo la llama encendida con un set especial para la ocasión. Black Goblin y el Shaman Latino, acompañados por Gaby Rimas, trajeron algunas canciones clásicas así como otras más recientes de la agrupación que ha dejado huella con su legado.



Sin mucha demora, la banda costarricense Dogandul, invitados especiales de la noche, puso a bailar al público al ritmo de una fusión musical de funk y cumbia, con sus letras críticas que invitan a hacer consciencia ambiental. Y posterior a ellos, FAKIR, quien estuvo toda la noche recibiendo a los invitados con toda la buena vibra, se montó en el escenario para rapear con la mejor energía sus canciones favoritas de una colección de 10 años de música de sus álbumes “Libertad”, “De uso personal”, “Los mejores días están por venir”, “Fénix” y otros sencillos y colaboraciones.




Para sorpresa de muchos, lo acompañaron en tarima varios artistas de gran calibre, iniciando con MC Chama, con quien fundó “La Alianza Conexión Tica”. También se incorporaron en el escenario otros emcees, como ser Matz, Black Goblin, KVN Humano, y artistas del ANDERKLAN para sonar piezas de su disco titulado “F.E.A.T.S (Felicidad En Audios Trabajo Serio)”, cerrando la noche con una grán energía. Muchos adeptos quedaron con ganas de escuchar más de su música, dejando claro que el rap underground sigue en pie, y que aún hay muchos más proyectos venideros que mantendrán la escena nacional en la vanguardia con la esencia del Boom Bap y el Hip Hop in full effect.


Posdata:

Algunos detalles del venue y el evento

Empezando por el principio, y finalizando al terminar, el sistema de sonido, el sonidista o ambos, estaban, como se dice popularmente, mamando, viendo pa’l ciprés. Cada vez que abrían los micrófonos, sonaba un feedback que dejaba sordo a todo mundo, sobre todo durante las presentaciones de rap. Aparte, había un monitor reventado, por lo que desconcentraba a los raperos porque algunos beats con mucho bajo se le tenia que disminuir el volumen para que sonaran descentes.

Otra situación fue que el escenario era relativamente pequeño, por lo que los DJs tuvieron que compartir una mesita de menos de 1m cuadrado en el rincón de la tarima ya que la banda DOGANDUL (quien llegó temprano de manera profesional a montarse y hacer soundcheck) acaparó el 90% del espacio, dejando apenas un pequeño espacio para los emcees, quienes se enredaban entre los cables e instrumentos.

Y a pesar que hubo un “show de visuales” la iluminación en general fue bastante básica: un par de luces en la tarima que terminaron en el piso pateadas porque no había espacio. Un par de emprendimientos que estaban en el evento estaban completamente a oscuras, por lo que seguramente no pudieron exponer bien sus productos.


Y por último, se puede decir que la organización estuvo muy bien, todo fluyó con el cronograma, salía un artista tras de otro, pero había una situación desconocida para muchos que los agarró de sorpresa al chile: El evento iniciaba a las 5 pm tal como decía en el afiche, pero terminaba a las 10pm en punto, ni más ni menos, ya que había otro evento (fiesta de reggaeton a jacha, gracias) agendado para la misma fecha y en el mismo lugar. Literalmente, hicieron sacados a todo el mundo porque ya se sabe que es un público completamente distinto. Y según escuché (yo llegué tipo 6pm) antes del chivo hubo otro evento pero esto no lo puedo confirmar. O sea, todo se hizo a la carrera, a tal punto que Da Rials no se presentaron. Los conocedores quedamos esperando el chivo de Fakir con banda en vivo pero no pasó. Aún así el chivo de él estuvo bien, solo que en los feats los emcees estaban apretados.